Use este identificador para citar o enlazar este ítem https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/632
Título : Desnutrición en menores de 5 años en San Cristobal de las Casas, Chiapas
Autor : Ríos Ruiz, Karina
Palabras clave : Desnutrición infantil
Enfermedades
Fecha de publicación : may-2017
Editorial : Facultad en Ciencias de la Nutrición y Alimentos - Licenciatura en Nutriología - UNICACH
Resumen : En las últimas décadas el manejo o atención clínico nutriológica, definido como “una serie lógica de actividades realizadas para conocer y resolver problemas nutricios, basada en la metodología científica y que se lleva a cabo entre nutriólogo y pacientes”, ha representado uno de los principales retos en el trabajo del Nutriólogo, ya que a pesar de su preparación profesional no se encuentran delimitados de manera específica los procedimientos que se deben seguir para lograr un manejo nutricio de alta calidad que resulte exitoso para el paciente y por ende para el Nutriólogo (Suverza et al, 2004). La mala alimentación desempeña un papel importante en el desarrollo de enfermedades, ya que un desequilibrio en la dieta puede provocar un aumento en los niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol, LDL, ácido úrico, urea, etc., lo que puede ocasionarle daños severos, lo anterior, hace que para el Nutriólogo sea indispensable el manejo de adecuado de los valores que son arrojados en los análisis bioquímicos clínicos. El primer paso para proporcionar el manejo nutricio, consiste en recolectar todos los datos basales del paciente, seguido por una interpretación y análisis de los mismos con el propósito de identificar los problemas que afectan el estado nutricio del paciente, o en su caso el riesgo que tiene de desarrollarlos, estableciendo un listado de problemas a resolver. Los métodos que se utilizan para la obtención de los datos necesarios son clasificados en Antropométricos, Bioquímicos, Clínicos y Dietéticos, los cuáles son referidos como el ABCD de la evaluación nutricia. Los datos a obtener incluyen la historia médica del individuo, su historia dietética, historia sociocultural, examinación física, mediciones antropométricas y pruebas de laboratorio. En la práctica, se cuestiona al paciente si presenta alteraciones en algún parámetro bioquímico y la fecha del último examen realizado, en caso necesario se solicitará se realice nuevas pruebas, es en este momento donde la presente guía cobra importancia. Existe una relación muy estrecha entre el laboratorio clínico y la nutrición, los nutriólogos deben tener conocimientos para interpretar los indicadores hematológicos y bioquímicos en la elaboración del diagnóstico nutriológico del individuo en las diferentes etapas de la vida, mismos que sirven para hacer el seguimiento de las patologías más frecuentes como problemas de aterosclerosis, diabetes mellitus y desnutrición, entre otras. En el afán de lograr apoyar las actividades profesionales futuras de los alumnos y de los nutriólogos, se elabora el presente documento que tiene como objetivo primordial proporcionar a los nutriólogos una herramienta que puede utilizarse para el primer contacto con los pacientes y lograr así homogeneizar la atención mínima indispensable que los nutriólogos deberán otorgar a las personas que los consulten.
Descripción : Director: M. EN C. María Emperatriz Domínguez Espinosa
URI : https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/632
Aparece en las colecciones Licenciatura en Nutriología

Archivos en este ítem:
Archivo Descripción Tamaño Formato  
NUT 616.39 R56 2017.pdfTesis363.88 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Todos los derechos reservados.