Use este identificador para citar o enlazar este ítem https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/399
Título : Recetario de semilla de chía como fuente importante de ácidos grasos esenciales omegas-3
Autor : Díaz Rivas, Cecilia Guadalupe
Palabras clave : Recetas
Nutrición
Chia
Ácidos grasos
Omega 3
Fecha de publicación : may-2016
Editorial : Facultad en Ciencias de la Nutrición y Alimentos - Licenciatura en Nutriología - UNICACH
Resumen : Los ácidos grasos Omega-3 son grasas indispensables para lograr nuestra nutrición integral y evitar muchas enfermedades, y al no poder ser sintetizada por nuestro organismo, se ve obligado a obtener ésta grasa a través de la alimentación, la cual, si no cumple con alimentos que proporcionan omegas-3, nuestra salud se verá seriamente afectada. El déficit de estas grasas también puede causar varios efectos superficiales en el cuerpo, como sequedad en la piel, picazón, descamación, manchas dérmicas o sarpullido. También puedes observar zonas aisladas grasas sobre la piel y una apariencia áspera. Algunos síntomas adicionales, como fatiga y circulación deficiente, se deben a la deficiencia de ácidos grasos omega-3 (González-Cañamo, 1986). En la actualidad, en la población mexicana, cada vez se consumen más las carnes rojas y comidas con alto valor energético, y cada vez menos se consumen carnes blancas y pescados, especialmente pescados azules. A éste paso, si no fomentamos el consumo de Omegas-3 no sólo en los pescados si no a través de la semilla de chía, que es una fuente importante de éste tipo de grasas, nuestra cultura alimentaria terminará por erradicar posiblemente estos alimentos, hablando específicamente de la chía. Los problemas que se pueden suscitar por tener una deficiencia de Omega-3 son muchos, la depresión, la ansiedad, la depresión posparto, la esquizofrenia y el trastorno bipolar son afecciones que se relacionan con niveles bajos de ácidos grasos omega-3, según explica un artículo de junio de 2006 en "American Journal of Psychiatry". Las semillas de Chía son y han sido desde hace varios siglos una fuente importante de nutrientes, así como alimento base de algunas culturas centroamericanas, y en la medicina actual; se sabe que por su composición química y aporte nutricional, está expresamente recomendada para cualquier persona, es rica en mucílago, fécula y aceite; tiene 2mm de largo y 1,5 de ancho, es ovalada y es de color pardo-grisáceo a rojizo en resumen son fuente natural de ácidos grasos omega 3, antioxidantes, proteínas, vitaminas del complejo B ,(Vitamina E y A, minerales y buena fuente de aporte de fibra dietética, cobre, manganeso, boro, selenio, zinc, magnesio, potasio, hierro, fosforo, calcio y sodio aunque en muy poca cantidad (Valera,2010). El consumo directo de las semillas de chía es una buena forma de beneficiarse con su aporte de Omega-3, incluso tras ser prensada para generar aceite y su empleo en forma de harina, técnicamente llamada semilla parcialmente desgrasada (Cruces, 1987). Si bien la moderna investigación de la chía se basa en su gran aporte de ácidos grasos esenciales, estas pequeñas semillas deben ser consideradas como excelentes integradores alimentarios, dada su riqueza de componente nutricionales. Las semillas de chía representan la fuente vegetal con más alta concentración de omega 3. Poseen un 33% de aceite, del cual el ácido linolénico (omega 3) representa el 62% y el linoleico (omega 6) el 20%. La chía es el cultivo con mayor porcentaje de AGE al tener 82% de sus lípidos con dicha característica (Soustelle, 1970). “Nuestros resultados sugieren que los ácidos grasos poliinsaturados n-3 pueden desarrollar un papel importante en el peso y la adiposidad abdominal”, señalaron los investigadores, dirigidos por el Profesor Monohar Garg, de la University de Newcastle, y presidente electro de la Nutrition Society of Australia (Sagahun,1938). De hecho, cuando los investigadores clasificaron a los participantes en función de sus niveles de omega-3, en lugar de por su peso, observaron una vez más que los niveles mayores de omega-3 estaban asociados con un IMC más saludable, una cintura más pequeña y una circunferencia de cadera menor (Casanueva, 2001). Las referencias en el tiempo son una guía para mayor comprensión de los progresos que el hombre ha logrado en la adquisición de los conocimientos sobre el alimento y su valor nutritivo en relación con la salud y todos sus adelantos, a fin de que los componentes de su dieta fueran seguros, nutritivos y satisfactorios para cubrir sus necesidades vitales (Scheer, 2001). Es por ello que te invitamos a ampliar el conocimiento en cuanto a la función que ejercen los ácidos grasos omegas-3 en el cuerpo humano, conocer lo importante y vital que es para nosotros y que hay alimentos que se cultivan muy poco, que estamos dejando atrás y que nos proporcionan en gran medida las cantidades necesarias para cubrir los requerimientos sugeridos por la OMS.
Descripción : Director: M.A.N. Juan Marcos León González
URI : https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/399
Aparece en las colecciones Licenciatura en Nutriología

Archivos en este ítem:
Archivo Descripción Tamaño Formato  
NUT 664.768 D53 2016.pdfTesis4.37 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Todos los derechos reservados.