Use este identificador para citar o enlazar este ítem https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/372
Título : Aceptación de moringas en tres alimentos para jóvenes
Autor : Hernández Gómez, Alejandra
Hernández Zambrano, Amairanny
Palabras clave : Moringa
Nutrición
Alimento
Fecha de publicación : may-2017
Editorial : Facultad en Ciencias de la Nutrición y Alimentos - Licenciatura en Nutriología - UNICACH
Resumen : El hombre ha hecho uso de los productos de la naturaleza desde tiempos inmemorables, no sólo para satisfacer su hambre si no con el fin de sanar sus enfermedades, cicatrizar sus heridas y elevar su estado de ánimo. La planta moringa, de la cual probablemente pocos han escuchado es originaria de la región de África e India. Actualmente existen solamente 13 especies dentro del género moringa la más popular es la moringa oleífera debido a sus grandes propiedades medicinales y curativas, que durante mucho tiempo se ha estado utilizando. Prácticamente toda la estructura del árbol, tiene propiedades medicinales, pero las hojas, los frutos y las semillas merecen una atención especial ya que se han demostrado que sus componentes tienen una amplia aplicación para la prevención y el control de diversas enfermedades (Chang, 2003). La lista de los minerales presentes en la moringa es larga y entre los más importantes están incluidos el calcio, el cobre, hierro, potasio, magnesio y zinc. El calcio es uno de los minerales más importantes para el crecimiento, mantenimiento y la reproducción del cuerpo (Romero, 2014). Dado que ningún grupo de alimentos por si solos puede alimentar al cuerpo con todos los nutrientes esenciales que necesita, es importante consumir una amplia variedad de alimentos saludables para obtener la nutrición que nuestro cuerpo necesita. Los jóvenes además de los niños son un grupo vulnerable, que necesitan una nutrición completa y equilibrada para su crecimiento y desarrollo. La incorrecta alimentación y falta de consumo de nutrientes en el período de desarrollo de los jóvenes conducen a una acumulación de toxinas en el cuerpo, dando lugar a enfermedades crónicas. Cuando los jóvenes no consumen suficientes frutas y vegetales corren el riesgo de tener una baja ingesta de vitaminas y minerales ya que la mayoría de estos se sienten atraídos por productos bajos en nutrientes que no les proporcionan la energía suficiente. Actualmente las comidas rápidas o incluso las que se consiguen en las tiendas comerciales vienen adicionadas con muchos químicos, saborizantes artificiales y deficientes en nutrimentos, situación que ha traído diversas enfermedades a lo largo de los años. El crecimiento físico y desarrollo acelerado que experimentan los adolescentes aumentan en gran medida sus necesidades de energía, proteínas y minerales; sin embargo, la lucha por la independencia que caracteriza el desarrollo psicosocial del adolescente a menudo origina conductas alimenticias que afectan la salud como regímenes dietéticos excesivos, omisión de comidas, uso de complementos nutricionales y ni nutricionales poco convencionales y adopción de dietas de moda. Estas situaciones dispares crean un enorme reto para los profesionales de atención a la salud. Las conductas desafiantes de los adolescentes se vuelven oportunidades para cambiar en un momento en que los comportamientos de la salud de la edad adulta se encuentran en formación. La búsqueda de identidad personal e independencia de los adolescentes tal vez propicie conductas positivas que mejoran la salud como la adopción de prácticas alimenticias saludables, participación en actividades físicas, e interés genera en el desarrollo de un estilo de vida saludable (Brown, 2010). Se debe hacer frente a la alimentación del adolescente conociendo los requerimientos nutricionales, sabiendo elegir los alimentos que garantizan una dieta suficiente en energía y nutrientes, organizando y estructurando las comidas a lo largo del día. Por último, es importante conocer aquellas situaciones que pueden afectar a los adolescentes como por ejemplo la falta de tiempo, el costo de los productos, la preparación de estos, y también en las que se debe llevar a cabo alguna modificación de la dieta. En este trabajo se busca conseguir la aprobación de la adición de la moringa en la preparación de los alimentos convencionales como un enriquecedor de macro y micro nutrimentos, para mejorar la calidad de vida de los jóvenes y determinar si existe algún cambio en el olor, sabor y textura de los alimentos ya preparados una vez agregada la moringa mediante pruebas sensoriales que se aplicaron a estudiantes de nutrición en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas. Este estudio es de tipo transversal porque sólo se realizó una sola vez en un determinado tiempo. Los alimentos elegidos para el estudio fueron agua de limón, carne para hamburguesa y pollo, teniendo como resultado una mayor aceptación en la carne para hamburguesa, debido a que la hamburguesa es uno de los alimentos más consumidos por los jóvenes en la actualidad y la adición de la moringa no produjo cambio organoléptico alguno.
Descripción : Director: MAN. Erika Judith López Zúñiga
URI : https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/372
Aparece en las colecciones Licenciatura en Nutriología

Archivos en este ítem:
Archivo Descripción Tamaño Formato  
NUT 641.3 H47 2017.pdfTesis1.05 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Todos los derechos reservados.