Use este identificador para citar o enlazar este ítem https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/1312
Título : El huerto, proyecto agroalimentario con niños de preescolar
Autor : Hilerio Cruz, Jonathan
Palabras clave : Educación nutricional
Nutrición
Huertos
Alimentación
Niños
Enseñanza
Fecha de publicación : oct-2017
Editorial : Facultad en Ciencias de la Nutrición y Alimentos - Ingeniería en Agroalimentos - UNICACH
Resumen : En la presente investigación se implementó un huerto escolar en el Jardín de Niños “Emiliano Zapata” de la comunidad Brisas del Soconusco, municipio de Escuintla Chiapas, en esta institución los niños cuentan con un bajo desempeño escolar, las causas principales de estos problemas son debido a que en sus actividades diarias algunos niños presentan síntomas ocasionados principalmente por la mala alimentación, esta información fue obtenida en una encuesta realizada principalmente al docente del jardín de niños, obteniendo como resultado que en la escuela aproximadamente cinco de 15 niños que integran el grupo multigrado de 1° a 3° grado, tienen una mala alimentación además de presentar usualmente sueño, cansancio, dolor de estómago o cabeza, estos síntomas se presentan de manera consecutiva en la clínica de la comunidad, en donde el doctor encargado, menciona que dichos síntomas están ocasionadas principalmente por no consumir los alimentos adecuados que aporten los nutrientes necesarios para el sano crecimiento y desarrollo de sus actividades educativas y físicas afectando como tal su aprendizaje y desempeño escolar. La alimentación constituye un factor importante en el crecimiento y el desarrollo de los niños durante su infancia, por ende, los hábitos alimentarios y los estilos de vida se adquieren en los primeros años de vida, influyendo como tal de manera drástica en las prácticas alimentarias de la edad adulta. Por ello es necesario, inculcar a los niños a obtener buenos hábitos alimenticios desde su infancia, para que puedan desempeñar las actividades escolares de una manera correcta, además mejorar su alimentación y obtener un mejor desempeño escolar, consumiendo los alimentos que se producen en esta región. FAO (2010) indicó que la buena alimentación influye en el sano crecimiento de los niños, esto debido a que conforme crece requiere de vitaminas y minerales que permiten un sano desarrollo físico y mental, pero esto se obtiene de los grupos de alimentos que contiene proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales los cuales se encuentran en la guía alimentaria el plato del bien comer, para llevar a cabo una dieta correcta. Para esta presente investigación se utilizó el paradigma de la investigación cualitativa ya que se enfocó en comprender y analizar los comportamientos de la comunidad estudiantil de la comunidad de Brisas del Soconusco y de los padres que colaboraron en la investigación. Se usó la Investigación-Acción Participativa, puesto que se desarrolló a través de tres actividades fundamentales: (a) investigación, ya que se realizó un análisis profundo de las condiciones de los grupos o comunidades y se evaluó participativamente sus necesidades; (b) educación, por la que se generó conciencia crítica en la comunidad, permitiendo identificar sus necesidades, la causa de sus problemas y las posibles soluciones a los mismos y (c) acción, desde la que los participantes implementaron soluciones a sus problemas, utilizaron sus propios recursos como apoyo para lograr la transformación social (Balcázar, 2003). De esta manera se busca a través de la investigación obtener resultados favorables que permitan lograr el cambio en la conducta alimentaria de los niños y sus familias influyendo de manera correcta en la conducta alimentaria a través del consumo de productos obtenidos del huerto. Los resultados obtenidos en esta investigación, demostraron que los niños y sus familias mejoraron su alimentación, gracias a la implementación del huerto escolar y la aplicación de talleres de cultura alimentaria, los participantes aprendieron a reflexionar sobre la importancia de consumir alimentos saludables y poner en práctica las medidas de manipulación e higiene de los alimentos. Así mismo, las actividades desarrolladas en el huerto escolar, mejoraron la integración y organización de las familias de la comunidad. Mediante la cosecha del huerto se logró obtener frutas y verduras, como: jícama, chile, colinabo, tomate, pepino, cilantro, melón, y chayote. Estos productos hortícolas diversificaron la dieta alimenticia de las familias, al mismo tiempo generaron una motivación en los participantes para que en sus hogares lograrán el establecimiento de un huerto de traspatio. Las experiencias vividas mediante la implementación de este proyecto escolar permitió generar conciencia en la población estudiantil y las familias de la comunidad, gracias al apoyo de los padres e hijos se obtuvieron resultados positivos que condujeron a la población de Brisas del Soconusco a seguir implementando huertos en sus hogares e impartir cursos de seguridad alimentaria de forma constante en las escuelas, así mismo la convivencia de las familias en los talleres de cultura alimentaria forjo lazos de amistad entre vecinos y familiares, mejorando la integridad y por ende el trabajo en equipo.
Descripción : Director: Mtra. Virginia Mejía Javalois
URI : https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/1312
Aparece en las colecciones Ingeniería en Agroalimentos

Archivos en este ítem:
Archivo Descripción Tamaño Formato  
IAGRO 371.716 H55 2017.pdfTesis2.11 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Todos los derechos reservados.