Use este identificador para citar o enlazar este ítem https://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/1174
Registro completo de metadatos
Campo DC Valor Lengua/Idioma
dc.contributor.authorGarcía Corzo, Crystell-
dc.date.accessioned2018-02-20T16:41:06Z-
dc.date.available2018-02-20T16:41:06Z-
dc.date.issued2015-09-
dc.identifier.urihttps://repositorio.unicach.mx/handle/20.500.12114/1174-
dc.descriptionDirector: MAN. Leónides Elena Flores Guillenes_ES
dc.description.abstractEl mundo ha experimentado, modificaciones en los patrones de conducta alimentaria, desde hace muchísimos años, él ser humano comenzó a transformar la necesidad de alimentarse en algo mucho más elaborado que una simple necesidad, la volvió un arte, el ser humano comenzó a distinguir entre una variedad de colores, olores y sabores. La alimentación saludable debe inculcarse en el seno familiar y también en la escuela. Sin embargo, no es una tarea fácil enseñar a los niños a comer los alimentos adecuados. Los niños aprenden por imitación de los adultos y además desde los primeros años de vida. Para enseñarles es necesario un esfuerzo permanente de los padres, que deben tener conocimiento de alimentación saludable y practicarla ellos mismos, ya que por ese factor no es considerado importante para ninguno de los padres, eso contribuye al desarrollo del sobrepeso o la obesidad. La obesidad infantil es cada vez más frecuente en los países desarrollados, debido sobre todo a los malos hábitos nutricionales que el niño adquiere en los primeros años de vida y que persisten durante la etapa de adulto. Alimentar bien a los niños significa mejorar su salud. Un niño bien alimentado crece mejor, tiene más energía para la actividad física y para el aprendizaje escolar y tiene menos posibilidades de padecer enfermedades. Enseñarles a comer bien, crear hábitos saludables durante la infancia, es uno de los mayores bienes que pueden dar los padres a sus hijos y un gran paso para prevenir las enfermedades del adulto. Hay una diversidad de factores que condicionan la alimentación del ser humano: clima, entorno familiar, sociedad, cultura, religión, etc., pero se sabe que estas conductas se adquieren desde el nacimiento, que lo marcarán para el resto de su vida. Este documento tiene como objetivo identificar los hábitos alimentarios en niños menores de 6 años, observando el proceso de aprendizaje y formación de hábitos alimentarios durante esta etapa ya que se basa en la construcción de rutinas alimentarias, y determinar el momento para sentar las bases de una alimentación de hábitos alimentarios sanos y de inculcar una actitud positiva hacia la comida como también estudiar y comprender las influencias en la elección de los alimentos ya que son de gran importancia estratégica para la salud pública, de ahí el interés de conocer los hábitos alimentarios y en su caso detectar posibles prácticas inadecuadas para contribuir a mejorar sus pautas alimentarias y a fomentar modelos de consumo saludables, que puedan ayudar a mejorar la calidad de vida de las nuevas generacioneses_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.publisherFacultad en Ciencias de la Nutrición y Alimentos - Licenciatura en Nutriología - UNICACHes_ES
dc.subjectNutriciónes_ES
dc.subjectAlimentoses_ES
dc.subjectEvaluaciónes_ES
dc.subjectHábitoses_ES
dc.subjectPreeescolareses_ES
dc.subjectNiñoses_ES
dc.subjectBerriozabal, Chiapases_ES
dc.titleHábitos alimentarios en niños de 4-6 años de Berriozábal, Chiapases_ES
dc.typeThesises_ES
Aparece en las colecciones Licenciatura en Nutriología

Archivos en este ítem:
Archivo Descripción Tamaño Formato  
NUT 613.0432 G37 2015.pdfTesis1.3 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Todos los derechos reservados.